Hypetros

Hypetros se constituye como un espacio para la actualidad y la opinión sobre la problemática de la vivienda en España

“Los bancos son rescatados con dinero público así que ocupamos sus pisos con toda la legitimidad del mundo”

Silvia González-Laá en la entrada de las oficinas de la PAH de Barcelona. Foto: Hypetros.

Silvia González-Laá en la entrada de las oficinas de la PAH de Barcelona. Foto: Hypetros.

El equipo de Hypetros se cita con Silvia González-Laá, una guionista y directora de cortometrajes que lleva cinco meses colaborando con la PAH de Barcelona. Su tarea original era ayudar en el campo de la comunicación, extender el mensaje de la PAH; pero tras comprobar la gravedad de la situación, ha decidido cooperar en todas aquellas tareas que la PAH desarrolla. Gracias a sus respuestas, el equipo de Hypetros ha podido averiguar de primera mano cuales son las principales acciones que está llevando a cabo la PAH, la situación actual de la vivienda y la polémica reforma de la ILP.

¿Cómo nació la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)?

La PAH hace cuatro años que existe, viene de un movimiento anterior que se llamaba V de Vivienda, que era básicamente un movimiento de jóvenes activistas que reclamaban el derecho a exigir una vivienda digna, de calidad y a un precio asequible, en un momento además de la explosión de la burbuja. Tenían un lema que era “no tendrás una casa en tu puta vida”. Ellos ya nos avisaron de que había una burbuja y se dieron cuenta que el problema gordo no lo tenían los jóvenes que no podían acceder a una vivienda, sino aquellos que ya habían accedido a una a través de la hipoteca. Ahí fue cuando se creó la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y ha ido creciendo desde entonces debido a que cada vez hay más gente que, por la crisis, no puede pagar la hipoteca; y que además de quedarse sin casa, se quedan con una deuda que prácticamente es de por vida. La PAH denuncia esta gran injusticia, porque la gente que se hipotecó para acceder a un bien de primera necesidad, no lo olvidemos: una vivienda es algo muy necesario para todo el mundo, y ahora a causas externas a ellos, debido a que es una crisis de nivel mundial, han perdido sus trabajos, su capacidad económica.

¿Qué tareas está llevando a cabo la PAH de Barcelona?

La PAH trabaja a muchos niveles: uno, donde trabaja más el movimiento, es la campaña de los desahucios: no vamos a permitir desahucios, son injustos, tienen base legal pero son ilegítimos y no podemos permitir que personas se vayan a la calle por el hecho de haberse empobrecido, que no es su culpa suya. Por lo tanto es una de las cosas a las que más visibilidad ha dado la PAH. Luego también hemos trabajo la vía legal, a través de la ILP (Iniciativa Legislativa Popular), con una recogida de firmas para cambiar la ley hipotecaria, aunque no hemos conseguido lo que queríamos, que el gobierno del PP la ha tumbado. Pero por el camino le hemos dado muchísima visibilidad al tema, denunciando ante los medios que esta democracia está totalmente secuestrada por los poderes financieros. Dentro de esta campaña por la ILP nació la campaña de los escraches, que ha sido el motivo por el que se nos ha criminalizado. El objetivo era simplemente ir a informar a los diputados que iban a votar la ILP de cual era la situación de la gente afectada por la hipoteca. Íbamos con asambleas, con pegatinas, para convencerles; el objetivo no era acosar ni insultar ni nada de eso. El objetivo era convencer e informar. Teniendo en cuenta que en esta democracia en la que votamos cada cuatro años pero entre medias no hay ni un espacio para que la gente haya llegar sus demandas a los diputados, nosotros creamos estos espacios, que son forzados, la verdad; apoyándonos en una ley que permite manifestarse, pero todo esto ha sido muy utilizado por la otra parte para atacarnos y desprestigiar un movimiento que tenía toda la legitimidad del mundo y la gran mayoría del apoyo social.

Esta democracia está totalmente secuestrada por los poderes financieros.

¿Vais a seguir adelante con la campaña de los escraches?

En principio la campaña estaba pensada solo para la ILP. Hemos inaugurado una nueva forma de protesta, no creo que muera, se está popularizando mucho en otra áreas como sanidad y educación. No descartamos volver a usar esta herramienta.

¿Hasta qué punto es diferente la reforma de la ILP del gobierno del PP a la que proponía la PAH?

De las tres demandas de mínimos que pedía la PAH, no se ha cumplido ni una. El primero: paralizar los desahucios, moratoria de los desahucios, para proteger a las familias que van a sacar de sus bienes de primera necesidad. El objetivo era instalar un alquiler social hasta que no se cambie la ley hipotecaria para que esta gente se pudiera quedar en sus casas. Pero también hablamos de todas las casas que los bancos tienen ahora mismo. Aquí aparece el banco malo, al que todos los otros bancos están entregando sus productos tóxicos e hipotecas que se sabe no se van a poder pagar. Entonces este banco, formado con dinero de todos, no puede ser que no permita a estas familias quedarse con un alquiler social. Un alquiler que se equilibre a sus recursos.

Y luego la demanda más polémica, la demanda estrella que todo el mundo conoce, es la dación en pago. Consideramos inadmisible que estas familias que se han endeudado por una hipoteca, tengan que pagar la crisis y la burbuja inmobiliaria, cuando en verdad ha sido una catástrofe orquestada desde arriba. Creemos que no es justo, en absoluto, que se queden sin casa y con deuda. La dación en pago significaría que dando sus casas, se quedarían sin deuda: la casa cubre la deuda. Esto lleva a creer a mucha gente que estas personas quieren librarse de casa para poder comprarse otra, pero no. Nadie quiere perder su casa.

Todas estas demandas son de mínimos, estamos pensando a corto plazo, esperando que la situación cambie. Estamos ante una realidad muy urgente y muy grave y estas demandas de mínimos la solucionarían de alguna manera. Quizá en un futuro la gente quiera volver a hipotecarse o hacer otros tratos con el banco, pero nunca se sabe que va a pasar.

Consideramos inadmisible que estas familias que se han endeudado por una hipoteca, tengan que pagar la crisis y la burbuja inmobiliaria.

¿Pero la PAH es consciente de que esta situación va a ir a peor y va a durar más de lo estimado, verdad?

Estamos convencidos de que el gobierno está cometiendo un gran error. En gran parte, por no ceder a la presión del pueblo, y por otra parte, porque está totalmente secuestrado por los poderes financieros. Pero está cometiendo un error porque el problema está ahí. Ha puesto unas codiciones muy rígidas, gente que está en extremo riesgo financiero, niños de 3 años, etc. En realidad el decreto de Guindos, que es donde se recogen algunas de las condiciones para no ser desahuciado, creo que solo ha resuelto unos 40 casos. Ellos hablaban de 120.000 casos resueltos, pero en verdad solo se han podido acoger a estas medidas unas 40 familias. Esto demuestra lo claramente insuficiente que han sido estas medidas, teniendo en cuenta lo crítica que es la situación: personas que se quedarían sin casa y con deuda.

¿Cómo es el día a día de la PAH?

Aquí llega gente con una situación muy desesperada, hay gente que viene cuando ya han probado casi todo (negociar con bancos, asistentes sociales, etc.), cuando se le cierran todas las puertas. Pero ahora que la PAH es más conocida ya viene gente des del principio cuando ven que no van a poder pagar la hipoteca. La gente que viene es gente con muchísima angustia, porque es un tema muy grave el de perder tu casa, tu hogar. Hay un estudio de un profesor de ESADE que dice que pasar por un proceso así conlleva un shock post-traumático, que te queda para toda la vida, incluso muchos se están medicando, están con antidepresivos,etc.

¿Qué demandan las personas que acuden a las reuniones?

Encontramos graves problemas familiares, tenemos auténticos dramas pero la parte positiva es que de repente ya no se sienten tan solos, pueden compartir su angustia, ven que dejan de ser víctimas y se convierten en gente que está luchando por conseguir algo. Ahora la gente no está sola, se crea una especie de comunidad que es muy importante para la estructura interna de una persona, cuando la gente se  sienta aquí (en las reuniones de la PAH) la ves cambiar, el empoderamiento, ves gente que al principio no podía ni hablar y a las pocas semanas ya está negociando con el banco de tú a tú.

¿Qué tipo de ayuda les ofrecen?

La PAH no es institución asistencial, no es ONG como Cáritas, etc. La PAH es un sitio en el que se viene a luchar, no violentamente, sino una lucha política y creamos espacios para que la gente pueda compartir sus problemas, para informar y para que se formen, porque la gente con las hipotecas no entiende nada y nosotros formamos, se forman unos a otros. Los que llevan más tiempo ayudan a los que menos tiempo llevan, cuando hay casos parecidos, tenemos espacios por entidades (los de CaixaCatalunya). Hay un asesoramiento colectivo y a menos que te unas y estés con los demás difícilmente vas a superar tu problema.

¿Cómo funciona el proceso?

Primero se asesoran, si tienen una deuda enorme y como en muchas casos en la época de la burbuja no la van a poder pagar y eso es lo que más les angustia, sobre todo si tienen avales. Entonces piden la dación en pago al banco, el banco normalmente dice que no, y empezamos ahí la lucha de negociación con el banco.

¿Qué resultados están encontrando?

Mucho mejores que los que ofrecen las administraciones y los servicios sociales. Cada viernes ha habido gente que ha conseguido la dación, condonación de la deuda, etc. es luchar con el banco día a día, estamos consiguiendo muchas cosas, pero es la punta del iceberg. Con 6 millones de parados va a haber mucha más gente que no va a poder pagar la hipoteca, así que o se toman medidas desde arriba o nosotros vamos a luchar día a día. Nosotros no podemos ayudar a todo el mundo y hay mucha gente que está teniendo el problema pero aun no está viniendo, no acude o viene cuando está al borde del desahucio y si hubiera venido antes podríamos quizás evitar eso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El equipo de Hypetros entrevistando a González-Laá.
Foto: Hypetros.

¿Notan que los bancos han cambiado de actitud con vuestra lucha, si ahora son más permisivos?

Es muy diferente si vas a negociar tú solo con el banco o si vas con la PAH y diciendo que estás en la PAH, que estás informado, que llevas tu documentación. De repente la actitud cambia, aunque estamos encontrando un poco de todo. El banco como tal, no ha cambiado mucho, aunque nos estamos encontrando con gente dentro de los bancos que cada vez más muestran más solidaridad, no voy a decir nombres ni entidades pero se dan casos. Los bancos están asustados, saben que lo han hecho muy mal, y están intentando mantener su coto de poder pero van a tener que ver que no se puede afrontar un problema como este si no se cede por completo.

Es muy diferente si vas a negociar tú solo con el banco o si vas con la PAH y diciendo que estás en la PAH, que estás informado, que llevas tu documentación

Ahora que el PP no ha cedido en todas las condiciones de la ILP, ¿qué más se puede hacer para cambiar la ley?

La ILP no ha muerto, vamos a seguir luchando por ella, ocupando casas si es necesario como ya estamos haciendo. Entonces se abre esta etapa de si ellos no hacen nada nosotros no nos vamos a quedar en la calle. En Sabadell, Terrassa Girona,etc. están ocupando bloques de pisos de  los bancos que están vacios esperando a especular en algún momento a que vengan quizás extranjeros  que tengan dinero para comprarlos. Pero esos pisos tienen que tener un uso social, esos bancos son rescatados con dinero público así que los ocupamos con toda la legitimidad del mundo. Es un tema complicado porque legalmente no se puede pero ya estamos practicando la desobediencia civil desde el momento en que paramos un desahucio y cuando una ley es injusta lo justo y casi lo obligatorio es incumplirla.

Esos pisos (vacíos) tienen que tener un uso social, esos bancos son rescatados con dinero público así que los ocupamos con toda la legitimidad del mundo.

¿A nivel general, hay otras vías para cambiar la ley hipotecaria?

Estamos luchando a nivel judicial. Todo esto viene acompañado por la sentencia del Tribunal Europeo que dice que la ley hipotecaria española está llena de cláusulas abusivas y el deudor hipotecario no tiene derecho a una defensa como debería, la ley está muy del lado del banco y no se están protegiendo los derechos del otro lado. Europa nos obliga a cambiar esto y ya hay sentencias de los jueces que están viendo que esto es un gran problema anulando contratos hipotecarios. Por la vía judicial hay una lucha aunque la vida legal no la vamos a abandonar, seguiremos luchando por la ILP. Seguiremos nuestro camino propio, si no nos hacen caso, pararemos desahucios, lucharemos por daciones en pago y ocupando casas, presionando y que al final tengan que ceder. Además, tiene un apoyo del 90% de la población, tanto la ILP, aunque no han querido reconocerlo, incluso los escraches que han intentando criminalizarlos, nos han dicho de todos, nazis, violentos, pero la gente en la gente no se lo ha creído, nos dicen violentos y nosotros vamos con las pegatinas.

Cuando hace unos meses hubo un gran número de suicidios en poco tiempo, ¿cómo afectó? ¿Fue un punto de inflexión para la PAH?

Con mucho dolor y tristeza, son suicidios porque son mediáticos, sabemos de la gente que se ha intentado suicidar, no son casos aislados, y es algo que seguramente el poder intentará silenciar pero está pasando, y están pasando muertes asociadas a la miseria, no solo suicidios. Hay casos muy dramáticos y la miseria y la angustia provocan algunas enfermedades mentales. Nosotros siempre decimos que no hay que llegar a este momento de desesperación del suicidio, hay que venir antes, alguien que llega al suicidio es porque se siente muy solo y con una angustia que no puede con ella, si por el camino encuentra alguien que la ayude, una vía de escape, lo que estamos haciendo des de la PAH, no llegará al suicidio, y la PAH estará conteniendo muchos casos como este.

Aquí despedimos a González-Laá, que vuelve a sus tareas diarias en la PAH de Barcelona, donde junto al resto de voluntarios intenta ayudar a todos aquellos que acuden en busca de soluciones, esperanza o una simple compañía.

Os dejamos con el nuevo vídeo protesta de la PAH, en el que González-Laá ha participado, que muestra a varios ciudadanos españoles expresando su descontento al presidente del gobierno a través de una pantalla de plasma. Os recomendamos su visionado:

Otros enlaces de interés:

Jorge Liboreiro y Pau Garcia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 5, 2013 por en Actualidad, Barcelona, Desahucio, Entrevistas, Expertos y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: